Paga a una profesional del sexo para que le haga una mamada y le saque la leche

0 views
0%

Los japoneses sí que saben de vivir bien, sobre todo los hombres. Allí que le haga una mamada una profesional del sexo a un hombre no es delito. Es algo que está permitido por la ley. Las mamadas y las pajas están bien vistas e incluso las esposas lo toleran porque saben que sus maridos lo necesitan parar liberar las duras tensiones del trabajo. Ese tipo de servicio es el que ha contratado este caballero, que ha buscado a una putita de buen cuerpo y vicio para que le haga una buena chupada y le vacíe las pelotas del semen que ha acumulado.