Comiéndole el culo a su novia en casa de sus padres ¡Gordo suertudo!

1K
Share
Copy the link

La chavala quería morbo. Hacía ya una semana que no tenía sexo y ahora su conchita lo que le pedía era tener relaciones sexuales con mucha pasión. Metió a su novio a escondidas a su casa y en su habitación, se puso en cuatro patitas en frente del espejo para ver a su osito lamiéndole el culo. El chaval lo hizo con todo el gusto del mundo. Al tener a su futura mujer en cuatro patas con la concha mojada y queriendo que le comieran el ano, el cerdo se puso detrás de ella y la complació con su lengua hasta dejarla más mojada de lo que la cría estaba. Luego de la comida de culo, el cabron se bajó los pantalones y le clavo la polla a la putita, rellenándole ese rico chocho jugoso de semen ¡Que buena esta la nena!